Páginas vistas en total

Entradas populares

jueves, 4 de octubre de 2018

Soldados en semibulto de origen alemán.



El origen de los soldados de plomo,es decir la producción en serie de figuras metálicas con la finalidad de servir de juguete a los niños,se inició en Baviera.La primera figura de que se tiene noticia es una representación de Federico el Grande a caballo realizada por Hilpert en la ciudad de Nüremberg en el último tercio del siglo XVIII.
 Estás primeras figuras en muchas ocasiones tomaron como modelos las láminas que se imprimían en Augsburgo y posteriormente las imàgenes d'Epinal y de Estrasburgo.
  Las antiguas figuras alemanas incluían figuras de campo,ciudadanos,vestidos regionales y animales ,escenas de baile y los uniformes militares de aquella época.
  En Alemania se siguen produciendo figuras planas grabadas a la vieja usanza en moldes de pizarra.Se distinguen dos tipos de figuras,la de Soldaten y la de Kulturgeschichte figuren.
  En los años setenta del pasado siglo el coleccionista y miembro destacado de la AMME José María Sanz d'Anglada editó una serie de figuras del Ejército español 1808 en 30 m/m planas realizadas por un grabador alemán.

 En la imagen la figura antes mencionada de Hilpert en 70 mm.( Colección Miguel Angel Sanz Hermida ).

 En Alemania se fué extendiendo está nueva industria y se abrieron nuevos talleres como el de Ammon,Lorenz y posteriormente Haffner y Heinrischen.
  Así mismo aparte de Nüremberg fabricantes de otras ciudades empezaron su actividad.En Fürth Allgeyer y más tarde en Sajonia Heyde quien fabricó muchas series en 45 mm bulto y que a menudo son confundidas con piezas españolas en este tamaño.
  La fabricación de soldados de plomo fué extendiéndose sin parar a otros países vecinos como Francia,Suiza,Italia y España debido al gran éxito de estas figuras.
  Tan buena fué la acogida de los soldaditos que un fabricante llamado Schneider comercializó por toda Europa unos moldes con muchos tipos militares en desfile y combate,a pie y a caballo,así como artillería y accesorios como árboles ,trincheras, etc. en diferentes escalas: 30,45 y 54 mm. La finalidad de estos moldes era que se pudieran fundir en casa los propios soldaditos para luego decorarlos. El resultado es la gran abundancia de estas piezas en semibulto a menudo pintadas de forma no profesional y que generalmente son consideradas como figuras de segunda categoría.Lo cierto es que algunos antiguos fabricantes españoles utilizaron moldes alemanes para completar sus series.Asi vemos árboles de Schneider en cajas de Casanellas y Capell.Y Palomeque incluso comercializó como propias cajas con indios y salvajes.
  Algunas figuras en semibulto de origen alemán tienen bellos diseños como el de este oficial a caballo en 45 m/m.


Otro ejemplo de la calidad y del encanto de las figuras en semibulto es este carro de cocina de campaña en un tamaño inferior,unos 30 m/m.
  Sin duda,aparte de la gran contribución de Martínez Valverde otro militar destinado en Gerona ,D. José Álvarez Lanzaco realizó de forma artesanal más de 5.000 figuras transformadas a partir de semiplanos de Schneider sobre la Caballería española de 1920.