Páginas vistas en total

Entradas populares

sábado, 2 de junio de 2018

La pintura comercial . Tècnicas y recursos.


Existehabitualmente una enorme diferencia entre la pintura de los soldados de juguete proferional y la del aficionado.En la pintura comercial existía un diseño bien planificado y perfectamente establecido, y además de gran eficacia en los resultados.En la imagen superior tres figuras semiplanas de algún fabricante barcelonés de finales del XIX o principios del XX , probablemente de Joan Ortelli Muntañá.Podemos observar como se repite en cada una de ellas el diseño establecido sin dar cabida a la improvisación ni a la toma de iniciativas individuales.Todo esta perfectamente planificado para que sea lo mas efectivo posible y a la vez con la mayor economia de recursos.Se repiten en cada ejemplar los mismos detalles que además se percibe que están dispuestos en su justa medida,sin excederse en lo superfluo y anecdótico.Los colores en la bandera están resueltos de manera magistral y son de una tonalidad bellísima con vivísimos colores.
  Habitualmente se encargaba el pintado de figuras a personas externas asalariadas que previamente eran adiestradas y se les entregaba el material completo para desempeñar la tarea.La decoración de hacía "en serie", ayudàndose de tablillas donde estaban dispuestos los soldados para facilitar el manejo. Se repetía la decoración de un mismo modelo en grupo evitando asi la pèrdida de tiempo cambiando de pinceles y colores.Este procedimiento hacía el proceso mucho mas ràpido,uniforme y económico.
  Respecto a las pinturas solían emplearse en los primeros tiempos el barniz de goma laca con anilinas que conseguian a menudo un efecto transparente como de veladura, dejando entrever el metal plateado del estaño de la pieza. Posteriormente fueron muy empleadas por los fabricantes de figuras corpòreas los esmaltes pero aplicados muy diluidos con medium para que no desdibujasen los detalles del grabado.
   En los fabricantes antiguos sobre todo en figuras civiles ,donde no se daba la norma rígida de respetar los uniformes, era habitual decorar un mismo modelo con diferentes colores con el fin de dar la impresión de tratarse de figuras diferentes.Esto es muy común en las antiguas figuras de Bacciarini de toreros , escenas de baile o de paseo, figuras de Santos,etc.
  Un innovador respecto a los pigmentos fué Sánquez que en sus primeras series empezó a utilizar esmaltes de calidad mate, reservando el brillante para cascos , botas o correajes.Además para las peanas usaba un tono de gris ceniza en vez del habitual verde prado o el ocre amarillo.Lo cierto es que el aspecto de los primeros Sànquez es inmejorable, sobrio y elegante.
  Almirall solía utilizar la pintura plástica mate.

Como en cualquier empresa los fabricantes buscaban estrategias para optimizar los recursos con el fin de obtener buenos resultados de la forma mas efectiva posible.La fábrica Pech hermanos solía inyectar los moldes con plástico del color predominante con el fin de simplificar en gran manera la decoración. Sobre esta base del color mayoritario solo era necesario pintar las carnaciones y algunos detalles y la figura quedaba resuelta.En la imagen dos toreros de Pech uno realizado con plástico amarillo y el otro en plástico de tonalidad azul.
  Reamsa y Jecsan ( con excepciones) solía inyectar los moldes con plástico de color ocre rosado que servía de base para las carnaciones en las cabezas y extremidades. Sobre esta base se decoraban los ropajes y accesorios con vivos esmaltes . Reamsa siempre optó por el acabado mate. En la serie de napoleónicos Jecsan  empleaba como base el plástico blanco consiguiendo un efecto de gran luminosidad para estas piezas.
  Un factor a tener muy presente para explicar el encanto de las figuras antiguas  es el efecto del tiempo . Esa pàtina que da a las figuras les  aporta un carácter inimitable y hay que ser muy cauto a la hora de emprender precipitadas " restauraciones".