Páginas vistas en total

Entradas populares

domingo, 22 de septiembre de 2019

Palomeque . Oficial Carlista a caballo. 45 mm.



                                                 
El universo Palomeque abarcó todas las épocas de la Historia militar de España. Siguiendo rigurosamente una cronología desde las antiguas tropas medievales hasta los soldados de Alfonso XIII.Las Guerras carlistas fueron ampliamente tratadas en su catálogo en donde destaca uno de sus célebres escaparates de la Calle del Arenal con su deliciosa versión del Abrazo de Vergara.
 Esta figura de un oficial a caballo es un gran ejemplo de la enorme calidad de la producción de Palomeque. El carácter no está reñido con la sencillez, ni la economía de recursos con la monumental solemnidad de estos soldados de plomo. Este caballo en 45 mm es posiblemente la mejor versión de caballo parado en formación de toda la producción española.Supera ampliamente a las versiones de Casanellas en 45 mm. Con una elegancia de lineas insuperable y dotado de una gran plasticidad; este, aparentemente ingenuo caballo, tiene el aspecto de las mejores esculturas de la Antigüedad.
  Toda esta eficacia en la síntesis de los volúmenes se ve realzada por una pintura sobria y elegante.El azul turquí es profundamente intenso y el carmín de la boina y bocamangas está en su tono justo.El caballo está pintado con las clásicas salpicaduras de este fabricante para dar textura a la piel de los ejemplares tordos.Por si fuera poco el tiempo juega a favor de estas piezas bien conservadas proporcionándole una pátina que no hace más que realzar su enorme encanto.La decoración es además valiente y atrevida sin temor a los grandes contrastes como puede apreciarse en las bridas de negro puro sobre blanco en la cabeza del animal.
  Después de disfrutar de este tipo de piezas antiguas uno se pregunta si realmente el secreto de los buenos soldados de plomo radica en la insistente búsqueda del detalle hiperealista tan en boga en los últimos años.
 Colección José M. Sanz Hermida. 

lunes, 9 de septiembre de 2019

Teixido. Moros en semibulto. 45 mm



La fábrica de soldados Teixidó de Barcelona  tuvo una larga y brillante trayectoria. En sus inicios trabajaban en Barcelona los más prestigiosos fabricantes. Entre ellos destacaban Casanellas, Millet y Eulogio, Jiménez y Juan Ortelli. Teixidó producía unas series sencillas y de bajo precio. En semibulto de unos 45 mm de calidad muy inferior a sus competidores. A este tipo de figuras pertenecen estos moros en combate. Solían venderse en cajas con algunas palmeras y otros accesorios y en ocasiones junto a infantería española en combate también en semibulto.
  Estas sencillas piezas se vendieron masivamente al ser de bajo coste en comparación con las de Casanellas.
  En bulto Teixidó realizó figuras de mejor calidad de todas las Armas: la Caballería contaba con Dragones, lanceros y coraceros en 45mm con un hermoso caballo en semibulto similar a uno usado por Palomeque. Tren de artillería rodada tirado por mulas de fabricación más sencilla pero con mucho encanto y unas figuras de Infantería en desfile de aspecto estilizado.
  La producción de Teixidó en plomo fué muy variada y en diferentes tamaños. Realizó también un gran número de tanques y vehículos motorizados. Así mismo una serie de toreros muchos de ellos en semibulto.
  Si algo caracteriza a sus figuras de plomo es su sencillez  y economía. El diseño es tosco y pobre en general y la pintura muy poco cuidada. Las aleaciones son casi al cien por cien en plomo lo que ha provocado serios deterioros en las piezas más antiguas. Todo está dirigido al parecer a abaratar costos y hacer accesible el soldado de plomo a todos los bolsillos.
  A pesar de no ser soldados de gran categoría forman parte destacada de la Historia del soldado de plomo en España.
  La fábrica Teixidó siguió siendo importante a partir de los años cincuenta con figuras de plástico de excelente calidad y supo seguir con la tradición militar pues realizó numerosos grupos de tropas en desfile y unidades motorizadas.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Eulogio. Carlistas 54 mm. Figuras especiales. Miniaturas militares.



Aparte de sus series comerciales en 30, 45 y 54 mm Eulogio se interesó en realizar verdaderas miniaturas militares transformando sus modelos estándar con múltiples recursos técnicos.El impulso que dió la Agrupación suscitó en el coleccionismo un afán por profundizar en la Historia militar de España y en los detalles de los uniformes de las tropas. Los coleccionistas se volvieron cada vez más exigentes respecto al rigor documental de las piezas y solicitaban a los fabricantes figuras cada vez más elaboradas. En esos años el soldado de plomo tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos y pasó de exhibirse en los escaparates de las jugueterias a decorar las vitrinas de los más selectos coleccionistas.
  Lucio Sáez fué quizás el mas grande de los especialistas en miniaturas militares de aquella época.
(Figuras de Carlistas a caballo de la colección de Jorge Martinez).


Eulogio aparte de ser uno de los mejores fabricantes de soldados de plomo de la historia era un experto en temas militares. Formó parte de la Agrupación a la que donó en varias ocasiones figuras suyas especiales para decorar las vitrinas de su sede en Barcelona. En sus últimos años hizo un esfuerzo para realizar miniaturas militares de una gran calidad. En estas fotografías podemos ver algunos ejemplos de este tipo de Eulogios recreando las tropas de las Guerras Carlistas.Utilizó  para las figuras a caballo sus célebres modelos en tamaño extra y para la infanteria modificó sus modelos clásicos mediante finas láminas de metal hasta conseguir el efecto deseado.