yutube

Loading...

Páginas vistas en total

Entradas populares

domingo, 5 de agosto de 2012

Almirall soldados de plomo en 30 mm.


Un aspecto mucho mas desconocido de la obra de José Almirall son sus figuras en 30 mm.Almirall fué un apasionado de los soldados de plomo y de todo lo referente al tema  militar. Socio fundador de la AMME y secretario durante muchísimos años hasta su precoz e inesperado fallecimiento.Químico de profesión  fué pionero en la utilización de los moldes de silicona en nuestro pais.Experto en uniformología y historia del Ejército español publicó numerosos artículos en diferentes publicaciones.
  Como coleccionista  se percató de la existencia de una carencia de figuras con acabado y precio razonable, realizadas con mayor rigor documental, y asequibles para hacer grandes formaciones.Efectivamente los antiguos fabricantes como Capell o Casanellas realizaban espléndidas figuras pero tenían que ser ligeramente modificadas para satisfacer las exigencias de los coleccionistas ( recordemos que esas piezas iban destinadas a los niños ).Asi pues, Almirall , en 1960 traspasó la linea que separa al mero coleccionista aficionado del fabricante profesional, convirtiéndose en uno de los mas importantes  de la época.
    El tamaño habitual de las figuras Almirall es de 54 mm.Exportó enormes cantidades de estas figuras a todo el mundo.Sin embargo realizó a menor escala una serie en 30 mm de figuras mayoritariamente napoleónicas que son una auténtica maravilla.
  En la imagen una  formación del Regimiento de Ultonia 1808,defensor del Sitio de Gerona,por Almirall en 30 mm decorados con plástico en actitud de desfile.


  La serie se componia de tropas españolas asi como las de otros paises contendientes.En esta imagen una soberbia representación de los Grenadiers de la Garde desfilando.A diferencia de los Almirall en 54 mm , estas piezas en 30 mm tienen la peana de plomo fundida conjuntamente con la figura en vez de las peanas de latón típicas de la producción de Almirall.


  No solo se fabricaron soldados desfilando sino que existían figuras en batalla en diferentes posiciones de disparo o avance.El rigor documental era absoluto como puede observarse en este grupo de Infantería española.Las banderas eran de papel y se decoraban según el Regimiento representado.Inicialmente esta serie se creó pensando en el Juego de la Guerra , aunque en España se adoptó finalmente un tamaño de figuras menor en 20 mm con figuras de Alymer o Pérez Arias.


 La Caballería tenía un gran protagonismo como lo atestiguan este grupo de Caballería ligera española del Reg Olivenza.Las peanas utilizaron  un elegante diseño con aletas de sustentación a la manera de los caballos de Sánquez.La decoración mate con pinturas la Pajarita resultaba muy  efectiva  con sus vivas tonalidades.Los jinetes  se  desmontan  del caballo pero la silla y la manta están adheridas ya que se fundían conjuntamente.
  En la imagen una pieza de artillería española.El cañón y el carro de municiones están realizados espléndidamente cuidando todo tipo de detalles ,uno de los artilleros sostiene en su mano derecha el escobillón .
  En conjunto las figuras Almirall en 30 mm resultan muy atractivas y no podemos más que lamentar que este fabricante no hiciera más hincapié en  estas series en detrimento de las piezas en 54 mm. En mi opinión dadas las características de las figuras Almirall, el tamaño 54 mm y no digamos ya el de 70 mm le vienen un poco grandes ya que al ser la figura mayor se aprecian demasiado las imperfecciones de estas piezas realizadas en serie. En cambio el formato de 30 mm se ajusta mejor al estilo Almirall y el resultado es mucho mas satisfactorio.No obstante dentro de la producción Almirall existe mucha variabilidad ya que podemos encontrar figuras que se acercan muchísimo a la miniatura militar de alta calidad y otras mucho mas vulgares . En esto influye bastante la época en que fueron realizadas ya que las figuras de los  sesenta y principios del los setenta suelen ser mejores que la producción posterior y no digamos ya de las figuras comercializadas por Eko o las que posteriormente se vendieron bajo la firma Almirall-Palou  de las que poco queda del verdadero espíritu Almirall.