Páginas vistas en total

Entradas populares

lunes, 18 de febrero de 2019

Otal. Infantería española 45 mm. Soldados planos.



Perez Arias y Lolita




Modelos 20 mm
Serie JG (juego de la guerra) época napoleónica incluyendo Infantería, artillería y caballería. 
Serie EA (época actual) soldados españoles en combinación con material de Eko y Rocco marca austríaca de miniaturas. 

Modelos 30 mm
Serie R  los soldados de Alfonso XIII. Época del ros. Años 1909/1930
Serie I Tropas españolas de la época de la Guerra de la Independencia 1808/1812

Modelos 45 mm
Serie CM Tropas españolas de la campaña de Marruecos 1909/1924
Serie N época napoleónica (tropas francesas y otros países contendientes) 
Serie GM primera guerra mundial. Tropas en posición de desfile de los países beligerantes. 

Jesús Pérez Arias. Fabricante barcelonés prolífico que fabricó series en desfile para muchos coleccionistas en los años setenta. Su mujer Lolita pintaba divinamente las figuras hasta el punto que en ocasiones se Le hacían encargos para decorar piezas de otros fabricantes como Mallol.
La gran mayoría de las esculturas de los soldados de Pérez Arias las realizó Casadevall. 

domingo, 10 de febrero de 2019

La Historia militar de España por Julio Castresana.



Han sido varios los fabricantes que afrontaron el reto de realizar en soldados de plomo una Historia militar con tipos desde los tiempos de la Antigüedad hasta las tropas más contemporáneas. Entre los más destacados podemos citar a Palomeque, Sánquez, Vicente Juliá, Lucio Sáez, Almirall o los mini ploms de Ángel Comes. Pero fué Castresana quién editó una serie completa y estructurada compuesta de veintiséis cajitas de cartón de los soldados de España más representativos.


La cajitas número uno contenía una o dos figuras que representaba a un guerrero Cántabro siguiendo la tradición del Álbum de la Infantería del Conde de Clonard.
 Parece ser que Castresana adquirió los antiguos moldes de Jiménez muy variados  con cuerpos y cabezas de diferentes épocas así como con un amplio surtido de accesorios como lanzas, escudos, alabar das, armaduras, yelmos, etc.
  De esa forma al disponer de ese extenso grupo de troqueles más otros de creación propia Castresana pudo especializarse en la representación de grupos de diferentes épocas trabajando por encargo para destacados coleccionistas como Soler, Lora que o Martin González.



Dando un  salto en el tiempo nos encontramos con un jinete medieval y con esta pieza de la dinastía de los Austria del s. XVI Castresana utilizaba esmaltes brillantes de vivos colores para pintar sus figuras.




Algunos ejemplos mas de estas curiosas piezas de la colección.Arriba a la izquierda un pífano de un regimiento de infantería de 1808 con el bicornio que también utilizó Castresana para los dragones de caballería .Junto a él un precioso carlista, Castresana realizaba al igual que Palomeque o Almirall una versión del Abrazo.
  Cazadores de María Cristina o húsares de Pavía , dos ejemplos de la representación de la Caballería alfonsina de la Historia militar.
  La serie terminaba con figuras mas contemporáneas ,buenos ejemplos de ello son la guardia civil a caballo y a pie ambos de diario, y un par de soldados de infantería desfilando con un hermoso capote largo.
  Como ya comenté , esta serie era una representación sintética de la Historia del uniforme pero con la imaginación y el arsenal de moldes de que disponía le era posible representar cualquier tipo de figura y el hecho de producir figuras en 45 mm con tanto encanto hizo que fueran muchos los coleccionistas que le encargaron grupos .Además Castresana realizó todo tipo de piezas de artillería rodada de diferentes épocas.
  En los últimos tiempos hizo incursiones en el mundo del plástico en donde destacaron su preciosa escolta del general Franco a caballo en la mas pura tradición de los 45 mm con un tipo de caballo sin embargo que no lo he visto reproducido en plomo, y es de suponer que fué creado a propósito de la ocasión.
 

sábado, 2 de febrero de 2019

Almirall .Guerra de la Independencia española 1808.Figuras 30 mm.

























Mucho menos conocidas que sus figuras en 54 mm que se exportaron a muchos paises abarcando uniformes con preciso rigor documental de diferentes épocas y paises haciendo hincapié en las tropas napoleónicas del Primer Imperio y en el Ejército de Alfonso XIII, estas piezas en 30 mm son almiralls en estado puro pero en escala mas reducida.La escultura sigue siendo estilo Almirall y la pintura es idéntica en pintura plástica densa y empastada.Los caballos están decorados de forma muy similar , representando la cabeza y el pelaje con los mismos recursos técnicos.A diferencia de las figuras en 54 mm , éstas tienen peana propia con prolongaciones laterales para aumentar la estabilidad.Los jinetes estan fundidos en una sola pieza con la silla de montar y existen varios tipos de caballo algunos al paso y otros al galope.La exactitud de los uniformes es absoluta , lo cual no es de extrañar tratándose de Almirall, uno de los mayores expertos en uniformología de este pais.Las banderas y estandartes están hechos con papel y en este caso fueron pintados por Pla Dalmau.
  Estas figuras en los años setenta se comercializaron en grupos de 4 o 5 piezas en pequeñas cajitas al estilo de los miniploms de Alymer.Almirall optó por incluir este formato de los 30 mm en su catálogo en parte para abastecer el mercado de figuras adecuadas para el juego de la guerra como hicieron otros fabricantes de todo el mundo. En España los jugadores del Kriegspiel principalmente en las delegaciones de la AMME de Gerona y Barcelona optaron por una escala menor en 20 mm primeramente con piezas de miniploms y posteriormente con figuras de Pérez Arias.



sábado, 19 de enero de 2019

Pech Hermanos. Tropas españolas desfilando 54 mm plástico.




Pech Hermanos fué una marca de fabricantes de soldados de Barcelona.Empezó con su actividad en la época de la postguerra editando figuras de plomo en 45/50 mm muchas de ellas copiadas de los Sanquez de primera época pero con una calidad inferior tanto en la escultura como en el decorado.Las figuras Pech de plomo a menudo se confundieron con los Sánquez en detrimento de este último.Las figuras Pech de plomo se caracterizan por tener una pintura muy mate y un tanto éspera al tacto.Se fabricaron figuras en combate de infanteria y artillería , y tropas en desfile de casi todas las unidades contemporáneas incluyendo caballeria y una versión de la Guardia Mora




Asi como su producción en plomo deja bastante que desear y no es comparable a la de otros fabricantes de la época en donde si destacó Pech fué en las figuras de plástico de gran calidad y variedad.Las figuras de goma son muy apreciadas y tuvieron un gran éxito en su momento.
Fuerte de Oeste con indios y vaqueros y la caballería, la serie africana de las minas ,moros y cristianos, Guerra de la Independencia, las figuras en combate II guerra mundial, animales salvajes y figuras de pesebre, toros y toreros,...en conjunto un importante catálogo con gran variedad de series y de temas.




La serie del desfile de Infantería es otro de sus grandes logros.Siguiendo la tradición del desfile en plomo se realizó la versión el plástico muy superior en todo.Probablemente las esculturas procedían del taller Castells a juzgar por su estilo.Cada grupo tenía su oficial y abanderado.No se fabricaron desgraciadamente música ni banda de tambores ni cornetas ni oficiales a caballo y a diferencia del desfile de Teixidó aqui no encontramos tropas motorizadas ni de caballería.




Como se aprecia en las imágenes fueron representados las mas destacadas unidades .Infantería de linea y de marina, guardia civil y legionarios, tropas de montaña y regulares, policía armada y paracaidistas.Salvo Jecsan la mayoría de fabricantes realizaron soldados en desfile militar.A destacar el de Agustín Teixidó de gran calidad, el de Reamsa diseñado por Erick con figuras robustas y de tamaño ligeramente mayor y los de Mariano Sotorres no exentos de encanto.En Madrid preciosas figuras de desfile del fabricante Aster y ese magnífico escuadrón a caballo en 45 mm de la Guardia de Franco de García Castresana. 



jueves, 27 de diciembre de 2018

Ortelli.Infanteria española.45 mm semibulto.





La Guerra de África 1859/1860 despertó grandes pasiones.En Barcelona se organizó un batallón de Voluntarios catalanes. Los fabricantes de soldados del momento también quisieron rendir homenaje a aquel acontecimiento y empezaron a editar muchos tipos de figuras sobre aquella contienda. Se conocen muchas versiones del General Prim,una banda de música del tipo plano y con esclavina probablemente de Lleonart,una importante cantidad de piezas de campamento con cantineras,cocineros y soldados en varias actitudes.También el bando enemigo fué motivo de múltiples representaciones.Las figuras de moros perduraron y tanto Casanellas,Eulogio o Capell siguieron produciéndolas.La guerra de África fué tan popular que atravesó fronteras y fabricantes alemanes dedicaron series a estos acontecimientos.





Ortelli.Guerra de África.30 mm.







viernes, 21 de diciembre de 2018

Ortelli.Molde de pizarra de tres valvas.Artilleria




                                                          (Colecc.J.M.Sanz Hermida)

 Según las memorias de Víctor Lleonart a principios del siglo XIX se estableció en Barcelona Salvatore Bacciarini  el cual trajo de su país Italia unos cuantos moldes .Éstos eran de pizarra silúrica,piedra resistente pero a la vez fácilmente grabable en la cual las figuras eran representadas por el método del vaciado.Entre los moldes que se conservan hay una docena de temas militares y bastantes más con representaciones diversas como vehículos,barcos,toreros y figuras religiosas. En 1870 la casa Bacciarini vendió el fondo de sus moldes a Jacinto Trinquell y posteriormente fueron adquiridos por Juan Ortelli Montañà,quien de joven había trabajado en la casa Bacciarini.
  Si estos datos los damos por ciertos viniendo de una fuente altamente fiable,cada vez queda más clara la importancia de la casa Bacciarini como una de las industrias más relevantes en los inicios.
 Otro personaje importante en aquella época fué Giovanni Pirozinni quien según Lleonart hacia 1827 estableció un taller en la calle Montserrat para trasladarse posteriormente a la Rambla de Barcelona.La casa Piroccini subsistió hasta 1870 y vendió al cerrar sus moldes y todo el material del negocio a un aprendiz llamado José Lleonart.
  Cada vez parece más claro que lo que genéricamente denominamos ortellis no se ajusta a lo que realmente sucedió en su día. Según todas las fuentes fiables parece claro que fueron tres los italianos que se establecieron individualmente: Ortelli,Bacciarini y Pirozinni.
  Un hijo de Carlos Ortelli trabajó como aprendiz en la casa Bacciarini lo que demuestra la importancia de ésta. Tradicionalmente se consideraba a Bacciarini como un asalariado grabador de Carlo Ortelli pero no parece ser así. José Lleonart aprendió en la casa Pirozinni y posteriormente se quedó con los fondos para establecerse por su cuenta en la calle Canuda. Es seguro que un buen número de piezas pertenezcan pues a la casa Pirozinni que seguiría vendiendo Lleonart hasta principios del siglo XX. Lo más popular sin duda de la casa Lleonart es su Procesión pero es seguro que vendía soldados y probablemente figuras de altar y toreros.


En esta entrada aparece un molde del museo de arte popular de Barcelona en pizarra con tres valvas.En el se representan dos figuras de artillería según un feliz diseño antiguo que vemos representado en un viejo grabado francés.Los fabricantes catalanes lo reprodujeron en diferentes épocas y versiones cambiando los uniformes de la artillería siguiendo la evolución de los uniformes.El diseño bàsico sin embargo perduró al ser tan eficaz plàsticamente. El cañón se representa nítidamente de perfil ,en ocasiones con la humareda del disparo. Junto a él el artillero representado de frente.
  Las baldas de pizarra eran bastante gruesas a pesar de grabarse en ellas figuras planas. Hay que tener en cuenta que se buscaba la solidez y perdurabilidad del molde. Que se mantuviese tras cientos de coladas sin cansarse.
  Las piezas se grababan en dos caras en muchos casos según un método de calco que en su día describió con detalle Sanquez.
  Las aleaciones variaban según las piezas en sus proporciones de plomo,estaño y antimonio. El estaño era muy importante ya que aportaba brillo y flexibilidad.
  Finalmente se decoraban con pigmentos mezclados con medium según precisas fórmulas descritas en gran parte en el manuscrito de Carolina Ortelli.
  Se utilizaba pizarra importada de Italia por su mejor calidad.Para vaciar los moldes primero se dibujaba la figura encima de la piedra bien pulida. Luego mediante buriles se realizaba el grabado haciendo pruebas durante el proceso con cera.
  Las valvas debían ajustar perfectamente para ello se hacían tres o cuatro pequeñas agujeros y se llenaban de una gota de plomo fundido .Al encarar ambas valvas las gotas se fusionaban formando un perno o pivote.
  Por unos canales bien distribuidos se vertía el metal fundido y en último término todo dependía de la experiencia y maestría del fundidor para que la pieza resultará perfecta y que el metal llegase con éxito a todos los recovecos del grabado.