yutube

Loading...

Páginas vistas en total

Entradas populares

viernes, 28 de agosto de 2009

Moldes ( I parte).Fabricación de moldes de silicona.


Durante muchos años la fabricación de moldes para fundir soldados de juguete fué una tarea reservada a artesanos muy especializados.Se conservan los primeros moldes realizados en España que datan de principios del siglo XIX y que fueron realizados en pizarra por grabadores contratados por Ortelli.Posteriormente se empezó a utilizar el bronce al ser más manejable a la hora de grabar y ser más resistente al paso del tiempo.La técnica de grabar en bronce es muy compleja y una vez más tenemos que agradecer a Don José Manuel Allendesalazar el que nos dejara en su monografía sobre Sánquez un decisivo capitulo en el que el propio Sánquez nos explica con todo lujo de detalles el proceso de realización de estos moldes.
A finales de los años 50 Don José Almirall de Barcelona , gran apasionado de los soldados de plomo y químico de profesión empezó a introducir en España la utilización de la silicona para la fabricación de moldes. Efectivamente la silicona roja es un material que resiste muy bien las aleaciones de metales de bajo punto de fusión. De esta manera mediante un procedimiento muy simple y accesible a cualquier aficionado y además con unos costes muy inferiores se podían realizar réplicas de cualquier figura para realizar extensas formaciones. Este método tuvo una gran acogida y miniaturistas tan especializados como Sáez realizaban figuras modificadas utilizando como base figuras de diferentes fabricantes y si el resultado era de su agrado hacía el molde con silicona para hacer réplicas.
En la foto superior aparecen dos figuras modificadas de Sánquez introducidas hasta la mitad de su espesor en una base de plastilina. Efectivamente este es el primer paso para la realización de los moldes y es decisivo emplear todos nuestros esfuerzos para que esta primera fase sea lo más perfecta posible ya que en su defecto todo el trabajo posterior será en vano.
Una vez tenemos bien realizado esta primera parte de nuestro trabajo habrá que construir una especie de cajetín con paredes laterales de cartón gris o madera que nos permitiran verter en su interior la silicona sin que esta se desparrame.
Antes de aplicar la silicona es fundamental dar una capa de desmodelante o en su defecto de un jabón tipo champú para el pelo a toda la superficie del modelo ya que en el caso de no hacerlo al secar la silicona se quedaria adherida al modelo echándose a perder todo el trabajo. Fijarse en la foto el tono brillante que adquiere el modelo al aplicar el desmodelante.
En la foto aparece un bote de silicona que puede adquirirse en los comercios especializados a punto para ser vertida en el modelo y tener asi hecha la primera mitad del molde. La silicona roja debe mezclarse con una proporción determinada de catalizador que ya nos indica el fabricante y debe dejarse secar por lo menos 48 horas a menos que la coloquemos bajo una fuente de calor circunstancia que hace que el secado sea más rápido.Una vez transcurridas estas 48 horas y esté la silicona bien seca se desmodela la figura, se retira la plastilina y se realiza la segunda parte del molde de manera similar. Una vez realizadas las dos partes habrá que hacer las bocas ( por donde entra el metal fundido ) y los respiraderos para permitir la salida de burbujas de aire y que el metal pueda alcanzar las partes más distales del molde. Para más información recomiendo el libro sobre Miniaturismo militar de Lucio Sáez Alcocer ( ver entrada sobre Sáez en este mismo blog).
Para finalizar una fotografia de un grupo de caballeria española de 1939 con figuras réplicas de Sánquez realizadas por el autor siguiendo este método.

jueves, 13 de agosto de 2009

Palomeque. Biografia.




Hablar de Palomeque es referirse a la cumbre en la fabricación de soldados de plomo nacional y posiblemente internacional.En un breve lapso de tiempo, de 1922 a 1936, (año en que desgraciadamente se truncó de forma accidental la fabricación de "palomeques")se desplegó en el taller de Leganés una febril actividad que dió como resultado una colección de figuras que cubrían de forma sorprendente practicamente todos los episodios de la Historia Militar española.Es bien conocida la costumbre de Palomeque de llevar consigo siempre un pequeño bloc de notas en el que tomaba apuntes durante sus visitas al Museo del Ejército o en cualquier ocasión propicia que más adelante utilizaría para diseñar nuevos modelos.Efectivamente Palomeque fué un gran impulsor en materia de Uniformología ya que en aquellos años era escaso el material disponible en este campo.
Palomeque no fué un grabador de figuras tal como lo fué Sánquez.Curiosamente los troqueles los realizaba un personaje de origen filipino, de vida bohémia , y que cobraba unas 500 pesetas de la época por molde.En los moldes de los caballos siempre incluía el grabado de una cabeza para aprovechar el bronce.Resulta sorprendente que dada la gran variedad de modelos diferentes que se fabricaron el número de moldes fuera bastante reducido. Y es que Palomeque se caracterizó por incorporar en sus figuras un delicado trabajo de transformación y decorado.A pesar de no ser el artífice de sus propias figuras Palomeque fué el alma y el organizador de toda la fábrica y sin su dirección y entusiasmo aquella gran obra no hubiera sido posible.

En 1873 el padre de Palomeque abrió una tienda en la calle del Arenal de madrid dedicada a la venta de imagineria religiosa.Su hijo Pedro Palomeque Mateos - que ahora nos ocupa- ya desde pequeño sentía una inclinación militar siendo ésta su verdadera vocación , sin ambargo las circunstancias le obligaron a continuar con el negocio familiar. No obstante , en 1922 decide fundar un taller de soldaditos de plomo en una casa en el pueblo de Leganés a las afueras de Madrid iniciándose asi la trayectoria de esta legendaria firma.La pequeña fábrica era regida por dos empleados , padre e hijo.El mayor era el encargado de la sección de fundición con la colaboración de dos obreros y el hijo de la marcha del negocio.El decorado era llevado a cabo por un grupo de mujeres de Leganés que de esta forma podían complementar el suelo de sus maridos. Parece ser que en algún momento de la historia del taller colaboraron tres personajes que posteriormente llegarían a ser figuras capitales en la Historia del soldado de plomo. Nos referimos a Joaquín Vázques " Sánquez", Tello gran escultosr de figuras y célebre por sus tallas en madera y Julio García Castresana.
Las figuras todas en 45 mm se vendían en la tienda de la calle del Arenal.
 
Cada año Palomeque ampliaba su catálogo con una nueva serie.Con las nuevas figuras montaba un escaparate en la tienda de la calle Arenal y posteriormente se comercializaban.Asi surgieron su Misa de campaña , el Sitio de Zaragoza , el Abrazo de Vergara , el Entierro del mariscal Foch y tantos otros temas que hicieron las delicias de los aficionados ya que los dioramas estaban diseñados con todo lujo de detalles,edificaciones, arbolado,etc. Muchos coleccionistas acudían a Madrid expresamente para contemplar el nuevo escaparate y comprar algunas figuras.El trabajo de Palomeque fué ampliamente reconocido cosechando diversos premios en varias Exposiones y Certámenes .
 
Durante la guerra civil española cuando entraron las tropas nacionales en Madrid, los Regulares penetraron en el taller de Palomeque y se incautaron de todo el material para fundirlos y convertirlos en municiones.Este hecho resultó catastrófico para la Historia del Miniaturismo Militar ya que de un solo golpe se perdieron para siempre los troqueles y cuanto material existia en el taller de Palomeque.La pérdida fué irreparable y el desencanto de Palomeque fue tal que cuando años mas tarde el Ministerio del Ejército le encargó la fabricación de unas figuras en escala reducida para el adiestramiento de sus oficiales en las Academias Militares , Palomeque prefirió ponerles en contacto con uno de sus más destacados discípulos llamado Joaquín Vázquez " Sánquez" que cumplió a la perfección con el encargo realizando sus celebradas figuras para "el cajón de arena".



En la fotografia superior un grupo de tropas carlistas por Palomeque.

Capell. Policía nacional con capote. Soldados de plomo 50 mm.



Se hace dificil a menudo poder diferenciar lo que pertenece realmente a cada fabricante en materia de soldados de plomo. Las figuras con capote y en actitud de desfile fueron un invento de Sánquez y fué muy celebrado por los coleccionistas su hallazgo en el diseño y el grabado de esta prenda de vestir tan característica de la Guerra civil española.Efectivamente son muy decorativos los pliegues del ropaje y el aspecto de solidez de la escultura. Habitualmente en el Arte los grandes descubrimientos dejan una pléyade de imitadores y este es el caso de las figuras de desfile con capote que a bien seguro fueron realizadas también por Capell y por Pech Hnos ; sin embargo tengo entendido que otros fabricantes también las fundieron por su cuenta pues en aquella época en que las patentes no eran la norma , al menos en lo que a fabricación de soldados de plomo se refiere , el hecho de poseer un molde ya te daba derecho a comercializar las figuras.
En esta entrada podemos ver con un pelotón de la Policía armada con capote en desfile, con oficial , abanderado y corneta a la cabeza. He llegado a la conclusión de que son de Capell pues poseo otros ejemplares con muchas similitudes , que no pertenecen a este grupo, y que tengo por seguro de que son "capells" ya que fueron adquiridos en la antigua fábrica del Pasaje Mariné en Barcelona.
Escala 45 mm cabezad y brazos intercambiables .Son copias catalanas de los Sánquez. Del prototipo de soldado de desfile tipo Sánquez surgieron múltiples copias ( Se dice que Sánquez abandonó decepcionado la fabricación de soldados durante bastantes años para dedicarse a una empresa de letreros luminosos por este motivo.Al no haber patentado sus diseños tuvo que ver como eran "fusilados" todas sus figuras principalmente por Pech Hnos sin cobrar ningún tipo de porcentaje a cambio.Cuando en los años 70 el viejo Sánquez alentado por aficionados madrileños accedió a volver a grabar figuras , todas ellas llevaban la firma del autor en la peana.Sin embargo la producción tardía de Sánquez nada tiene que ver con sus obras principales de juventud que son de calidad muy superior ).